.
Vamos Registrate!
..
LEE las normas y la Historia Aqui
Últimos temas
» Cronicas Revolucionarias
Lun Feb 24, 2014 4:00 pm por Alessa Malkav

» Cronicas republicanas
Lun Feb 24, 2014 3:49 pm por Alessa Malkav

» Occasión {Afiliación Normal}
Jue Mar 07, 2013 12:46 pm por Invitado

» Soul Redemption [Afiliación Élite]
Jue Feb 21, 2013 11:50 am por Invitado

» Descanso entre copa y copa (Cam)
Jue Feb 21, 2013 12:24 am por Cam Gigandet

» Everafter ~
Jue Feb 21, 2013 12:05 am por Invitado

» Friendship or enmity ... to happen henceforth? .. (Cam G.)
Miér Feb 20, 2013 11:44 pm por Cam Gigandet

» Habrá quien lo llamará vacaciones | CAM | ( Privado )
Miér Feb 20, 2013 11:24 pm por Cam Gigandet

» ¿Clientes? | Mini Trama 2|
Miér Feb 20, 2013 10:16 pm por Rex Jefferson

Photobucket
Conectarse

Recuperar mi contraseña

General Republicana. Tenaz y solitaria, Ingeniera en jefe del distrito Norte.Elegante y refinada. Amigable si sigues ordenes y severa si las incumples.
ENVIAR MP
General Republicana: Capitan del Cuervo de Hierro. Conservadora,de tradiciones arraigadas, de actitud gentil pero firme en momentos dificiles.
ENVIAR MP
Lider Liberal, inteligente y decidida, fuerte e independiente, comprometida y segura a su causa.
ENVIAR MP
Lider Revolucionario: Ingeniero Quimico y Jinete de corazon. Carismatico y seductor, sin duda un astuto adversario. Narsisista, pero persuasivo y manipulador.
ENVIAR MP

La Historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Historia

Mensaje por ServiBOT_ el Miér Dic 12, 2012 10:54 pm

HISTORIA





Alguna vez existió un lugar al que llamábamos hogar, allí, en lo que ustedes llaman tierra, alguna vez lo abandonamos, recurriendo a la última esperanza, abrazando a la tecnología cuando todo lo demás había fallado, cuando al fin la tierra nos cobraba lo prestado, decidimos abandonarla. Recuerdo bien cuanto tardamos perfeccionando la tecnología, años y años colocándola, escogiendo los lugares que merecían ser salvado… Que cruel fue todo, pero… ¿Acaso tuvimos opción?

Escogimos Polaris, la gran metrópoli de occidente escogida, la levantamos de su corrupto suelo, después de años, décadas de preparación la ciudad ascendia, cual Fenix de las cenizas, tocaba el cielo, se deshacía después de años de contaminación, legando la esperanza de los que se quedaron atrás al olvido, a la tierra mancillada y muerta… ¿Pudo haber sido distinto?

Los años pasaban y la coexistencia era pacifica, el orden era perfecto, la obediencia, la lealtad y demás valores militares se respetaban. Todo parecía muy perfecto para ser cierto y en realidad, las estaciones inexistentes nos habían nublado la visión, cual obra distopica, la coexistencia humana se había sintetizado en un círculo vicioso de obediencia silenciosa, cual poderosa dictadura, mano oculta de las Ministras Malkav y Woodsen que manejaba las mentes de todos nosotros.

Entonces, como todo silencio tenso que se rompe con el vuelo de una mariposa… Alguien cometio una estupidez.

El grito de una chica cual trompeta del apocalipsis, cual alarma nuclear, escandalizo a Polaris. Violada y asesinada por un militar… ¿Acaso aquella acción aparte justifica la matanza?, no, pero los años de opresión silenciosa, de eliminación selectiva… cual planeta tierra en nuestras manos, desgasto, se corrompio y… finalmente, exploto.

Las calles rápidamente estallaron en anarquía, la situacion salio de las manos pues la guerra de guerrillas azoto Polaris, la ciudad se dividio en bandos por color: Rojo y Azul.

Los liberales, liderados por caudillos populistas que proclamaban la libertad y el apoyo mutuo desataron la anarquía, plantando banderas rojas en los ayuntamientos de la metrópoli y por cada lugar que pasaban el caos se extendía, todo bajo la alegoría liberadora, acogiendo en su seno a todo desertor del régimen. Pronto se tomaron el Distrito Alduin al sur de la ciudad… ¿Es lo que necesitábamos?

El régimen ministerial se mantuvo, aunque herido su ego y orgullo, pronto intento recobrar sus fuerzas y posicionarse al norte de Polaris, condenando a todo aquel que se declarara en contra de su palabra, declarando la ley marcial, acosando a los desertores y persiguiendo a los “rebeldes”, haciéndose llamar “La república”, mantuvo el orden en el Distrito Zarguet, al norte de la metrópoli. Escalofriante el escenario, tropas disparando a todo aquel que vieran con una bandera roja en mano.

Pero el centro de Polaris, la zona más condensada a nivel urbano fue la más golpeada, invadida por los rebeldes y bombardeada por los republicanos en los inmensos Zepelines negros, durante la famosa “Caida de los pajaros”, cientos de personas fallecieron en el combate más cruento en la historia conocida, convirtiendo la ciudad en un campo de batalla y en un escenario trágico. Desde entonces muy pocos se atreven a ir allí desarmados.

La ciudad se encuentra polarizada, rojos y azules, banderas republicanas, propaganda militar… Escrito esto intento legar la memoria de nuestra realidad a la vista del lector, ¿Nos merecemos lo que tenemos?, ¿cometimos un error? O ¿Esta en nuestra inherente naturaleza hacer lo que hicimos?

Creo que no hay tiempo para lamentaciones, es momento de decidir… de tomar partido o fallecer y legar el futuro al azar y al tiempo


avatar
ServiBOT_
Master


PLÁSMIDOS :
Mostrar:

Vacío
VALIJA :
Mostrar:

Vacío


Argones : 852
Archivo : Crea tu Ficha_

Post Hechos : 63

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.