.
Vamos Registrate!
..
LEE las normas y la Historia Aqui
Últimos temas
» Cronicas Revolucionarias
Lun Feb 24, 2014 4:00 pm por Alessa Malkav

» Cronicas republicanas
Lun Feb 24, 2014 3:49 pm por Alessa Malkav

» Occasión {Afiliación Normal}
Jue Mar 07, 2013 12:46 pm por Invitado

» Soul Redemption [Afiliación Élite]
Jue Feb 21, 2013 11:50 am por Invitado

» Descanso entre copa y copa (Cam)
Jue Feb 21, 2013 12:24 am por Cam Gigandet

» Everafter ~
Jue Feb 21, 2013 12:05 am por Invitado

» Friendship or enmity ... to happen henceforth? .. (Cam G.)
Miér Feb 20, 2013 11:44 pm por Cam Gigandet

» Habrá quien lo llamará vacaciones | CAM | ( Privado )
Miér Feb 20, 2013 11:24 pm por Cam Gigandet

» ¿Clientes? | Mini Trama 2|
Miér Feb 20, 2013 10:16 pm por Rex Jefferson

Photobucket
Conectarse

Recuperar mi contraseña

General Republicana. Tenaz y solitaria, Ingeniera en jefe del distrito Norte.Elegante y refinada. Amigable si sigues ordenes y severa si las incumples.
ENVIAR MP
General Republicana: Capitan del Cuervo de Hierro. Conservadora,de tradiciones arraigadas, de actitud gentil pero firme en momentos dificiles.
ENVIAR MP
Lider Liberal, inteligente y decidida, fuerte e independiente, comprometida y segura a su causa.
ENVIAR MP
Lider Revolucionario: Ingeniero Quimico y Jinete de corazon. Carismatico y seductor, sin duda un astuto adversario. Narsisista, pero persuasivo y manipulador.
ENVIAR MP

Conociendo al enemigo {Abigail Hathaway}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conociendo al enemigo {Abigail Hathaway}

Mensaje por Ashley Williams el Jue Feb 07, 2013 9:51 pm

Los escombros parecían inundar aquel lugar, eran notables los daños que los bombarderos había causa en Polaris pues no había más que alzar la cabeza y mirar por darse cuenta de ello. Muchos de los edificios estaban dañados, golpeados por los artefactos explosivos que los dirigibles habían lanzado en un pasado. Impidiendo que aquella escena de muerte y destrucción se borrase de la mente de ambos bandos. Ashley por su parte, era fiel a los liberales, odiaba a sus enemigos casi por encima de la razón, pero al fin y al cabo ellos habían acabado con todo lo que tenía. Bien es cierto que en las guerras siempre muere la gente, más cuando sus padres eran miembros activos, pero aquello no hacía que hubiese lugar para el perdón en su corazón.

Saltaba entre los escombros, apoyando las manos contra el suelo tras algún que otros resbalón por el polvo que cubría el lugar. Poca gente pasaba por allí en esta fecha, era un terreno peligroso, la zona intermedia, donde podían pegarte un tiro hasta tus propios amigos antes de que pudieras llegar a identificarte. La chica había avanzado bastante, no se encontraba en aquel lugar en ninguna misión oficial, por lo que no portaba el uniforme de Camarada. Tan solo vestía con unas prendas cotidianas. Botas de cuero, pantalones ceñidos a rayas verticales y una chaqueta con refuerzos de cuero larga, tanto que llegaba hasta sus rodillas. No portaba ningún arma consigo, ni tan siquiera la petaca con algo de combustible como solía hacer. Últimamente su cabeza había trabajado más de lo normal y aquello no era precisamente bueno.
Sacó de un apartado del cinturón un pedazo de papel, comenzando a desdoblarlo sobre un trozo de pared que se encontraba vertical. Se trataba de un viejo mapa, roto por sus esquinas y por alguna que otra doblez, pero aún permitía ver a Ashley donde se encontraba y cuál era el camino que esperaba seguir. Aunque claro está, no marcaban las zonas llenas de escombros, sino más bien lo que había antes de que el caos se adueñase de Polaris.

- Vamos a ver Ash, céntrate – dijo casi en un susurro para sí misma, sin levantar la vista del mapa mientras su la yema de su dedo lo palpaba con suavidad – Has venido por esta carretera por lo que… estos escombros son los que tuviste que esquivar y entonces ahora estás… - Tras sus palabras detuvo su lengua, quedándose inmóvil unos segundos, para después apretar con fuerza la mandíbula y darse cuenta de que se había perdido - ¡Maldición! – dijo en voz alta con cierto toque de desesperación – No me importa… seguiré sin el mapa, no lo necesito.

Resopló con cierta rabia y guardó el mapa de nuevo en su cinturón, doblándolo de mala gana mientras alzaba la vista para ver que se encontraba frente a ella. Pudo observar un edificio con aspecto militar, no estaba segura de que se trataba, pero si había algo interesante debía estar allí. Se levantó dando unas leves palmadas en su pantalón, haciendo que el polvo se desprendiese de su ropa y tras ello comenzó a caminar de nuevo entre las ruinas.
Tras una pequeña caminata no le costó llegar a aquel lugar. Unas vallas metálicas lo rodeaban impidiendo el acceso, o al menos servían para eso, pues ahora se encontraban medio caídas junto a los cráteres que las bombas habían dejado a su alrededor. Ashley buscó el camino más cercano a ella y entonces se introdujo en aquel lugar. Con cierta precaución comenzó a caminar lentamente por el lugar, percatándose de que debía tratarse de una academia de instrucción o algo por el estilo. Se encontraba bastante cerca de la parte norte de la ciudad, lo que suponía un mayor peligro para una liberal como ella, pero dudaba de que nadie pasease por allí después de todo. Continuo avanzando hasta llegar a un edificio central, el que parecía ser más grande todos. La puerta se encontraba cerrada y parecía no haberse abierto en mucho tiempo. Fue entonces cuando buscó algo con lo que poder abrirla, sus ojos barrieron el suelo y se fijó en una barra de metal, era mejor que nada. La cogió con cuidado y de nuevo se acercó a la puerta, pero entonces, un ruido alertó a la joven.
Con rapidez trató de ocultarse tras el muro, pegando su espalda contra él. Se mantuvo unos segundos allí, inmóvil, sin llegar a respirar, sintiendo como su corazón latía con fuerza y hacía que su sangre se moviese por todo su cuerpo. Podía escuchar como se acercaba a ella, más y más, cada vez más cerca hasta que se encontró junto a ella tan solo necesitaba doblar la esquina y… “Vamos Ash, demuestra de que estás hecha” apretó la mandíbula y sin pensárselo dos veces salió de su escondite agarrando la barra de metal, dispuesta a machacar a quien allí estuviese. Pero al hacerlo se quedó paralizada, se trataba de un animal, una simple e inocente criatura. Ambos se quedaron sorprendidos, pues ninguno parecía esperarse lo que acababa de ocurrir. Acto seguido el animal se dio la vuelta y se marchó con prisa, dejando de nuevo sola a la chica, la cual con un pesado y largo suspiro bajó su brazo sintiendo que la amenaza ya había pasado.

- Vaya… que buena aventura para contarla cuando regrese, seré toda una heroína – dijo para ella, dibujando una sonrisa en su rostro mientras contemplaba al animal desaparecer entre los montones de escombros – Ahora sigamos con lo que estaba haciendo. Antes de que me explote el corazón de una vez por todas…

De nuevo, tratando de olvidarse del susto, continuó con su anterior tarea tratando de abrir aquella dichosa puerta para ver qué clase de tesoros habían quedado enterradas bajo los escombros de un lugar maldito.
avatar
Ashley Williams
Camarada:Liberales

Camarada:Liberales

PLÁSMIDOS :
Mostrar:

Plasm-ATK-10:
SACUDIDA
ATK 10
Plasm-ATK-10:
PIROQUINESIS
ATK 10
Plasm-ATK-20:
EXPLOSIÓN
ATK 20

Plasm-ATK-20:
VUELO
ATK 20

VALIJA :
Mostrar:
Vacío


Argones : 5
Salud : 75pts._
Constitución : 6pts._
Empleo : Desempleado
Archivo : Ficha de Personaje_

Femenino Post Hechos : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.