.
Vamos Registrate!
..
LEE las normas y la Historia Aqui
Últimos temas
» Cronicas Revolucionarias
Lun Feb 24, 2014 4:00 pm por Alessa Malkav

» Cronicas republicanas
Lun Feb 24, 2014 3:49 pm por Alessa Malkav

» Occasión {Afiliación Normal}
Jue Mar 07, 2013 12:46 pm por Invitado

» Soul Redemption [Afiliación Élite]
Jue Feb 21, 2013 11:50 am por Invitado

» Descanso entre copa y copa (Cam)
Jue Feb 21, 2013 12:24 am por Cam Gigandet

» Everafter ~
Jue Feb 21, 2013 12:05 am por Invitado

» Friendship or enmity ... to happen henceforth? .. (Cam G.)
Miér Feb 20, 2013 11:44 pm por Cam Gigandet

» Habrá quien lo llamará vacaciones | CAM | ( Privado )
Miér Feb 20, 2013 11:24 pm por Cam Gigandet

» ¿Clientes? | Mini Trama 2|
Miér Feb 20, 2013 10:16 pm por Rex Jefferson

Photobucket
Conectarse

Recuperar mi contraseña

General Republicana. Tenaz y solitaria, Ingeniera en jefe del distrito Norte.Elegante y refinada. Amigable si sigues ordenes y severa si las incumples.
ENVIAR MP
General Republicana: Capitan del Cuervo de Hierro. Conservadora,de tradiciones arraigadas, de actitud gentil pero firme en momentos dificiles.
ENVIAR MP
Lider Liberal, inteligente y decidida, fuerte e independiente, comprometida y segura a su causa.
ENVIAR MP
Lider Revolucionario: Ingeniero Quimico y Jinete de corazon. Carismatico y seductor, sin duda un astuto adversario. Narsisista, pero persuasivo y manipulador.
ENVIAR MP

Claude Rotterdam

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Claude Rotterdam

Mensaje por Claude Rotterdam el Dom Ene 13, 2013 4:27 pm

.
.
Claude F. Rotterdam


Apodos: ninguno que dure demasiado

Mes y dìa de Nacimiento: 31 de Mayo

Edad del Personaje: 18 años

Residencia: Alduin, en Barrios

Sexualidad: Homosexual

Avatar: Samuel Larsen


Descripción Física
En nuestro mundo hemos aprendido a encontrarnos con distintos individuos, unos más llamativos que otros, algunos incluso algo desconcertantes. Dentro de ese grupo de seres impresionantes existe un rasgo que destaca de todos los demás, algo que nos hace identificarlos como “únicos”. En el caso de una persona como Claude este juicio podrían estar un tanto divididas entre dos ideas: la llamativa apariencia que le dan los dreadlocks de su largo cabello castaño o esos expresivos ojos avellana, que adoptan algunos tonos verdosos.

Pero eso, son solo un par de detalles, una persona no es solamente un par de rasgos llamativos, sino todo un conjunto de aspectos. La piel de este muchacho tiene un ligero tono tostado que le da un aspecto ligeramente exótico. Su cuerpo pareciera diseñado como el de un Adonis Fenicio, esbelto pero de complexión regia, músculos bien definidos, largas extremidades torneadas, con su 1.81 de estatura y sus 69 kilogramos permite que posea la cualidad de la completa proporcionalidad.

Por otra parte los rasgos de su rostro son angulosos, con altos pómulos, mentón fuerte, nariz recta, labios sensuales y rellenos, y cejas delineadas sin esfuerzo alguno. En su cuerpo posee varios tatuajes con citas aparentemente religiosas, aunque es importante saber que no todo es lo que se aparenta.

Por último, al menos si hablamos de esa capa que llamamos “la imagen de una persona”, el modo en que se viste es casi un desafío a su condición de burgués venido a menos. No gusta de las piezas refinadas, sino prefiere esas chaquetas de corte regular, algo simple que contrasta con la cantidad de cadenas que lleva al cuello o la pequeña argolla que tiene en su nariz

Descripcion Psicologica
Un ser no solo es llamativo por su apariencia, alguien que posea en si la cualidad de “diferente” tendrá este rasgo tatuado en su alma. Así que al conocer a este joven hombre da la imagen del mismo cielo en el que Polaris se encuentra flotando.

En ocasiones como una tormenta, apasionada e inquieta, tan fuerte y avasalladora que podría arrojarte lejos sin importar. En otras es increíblemente calmo de tal modo que parece inalcanzable, su indiferencia es tal que no hay modo de acceder a lo que piensa realmente. Como el mismo cielo parece que puede ser predicho en muchas ocasiones, pero al final no es algo tan simple. A fin de cuentas, es solo el comportamiento visible, el que en la mayoría de las veces es afable y tranquilo.

Esa es la superficie donde, usualmente, pareciera que guarda todo dentro de una expresión de apariencia hacia el común de la gente, mientras que trata de desentrañar a otros, y cuidado si alguien no le agrada le cuestionara y rebatirá sin descanso, con ayuda del ojo agudo para detectar fallas de razonamiento. Es un individuo inteligente y talentoso que puede desconcertar a los demás. También puede parecer amigable en la superficie, no guarda rencores pero no olvida ninguna de las injusticias que han cometido con él, nada de lo que le ha pasado lo ha podido olvidar.

Y en lo más hondo de su alma, en ese lugar al cual nadie ha podido acceder, siente que ha perdido algo propio, más allá de todas las personas que ha conocido y han partido al otro mundo, tiene un vacio inexplicable.

Gustos
Pues Los intereses de este muchacho son variados y complejos. Podríamos hablar de su gusto referente a diferentes clasificaciones, pero quizás lo mejor sería partir con lo más llamativo. Su embelesamiento por el fuego. Puede quedarse inamovible viendo una pequeña flama como si su alma saliera de él por largos minutos, con una fascinación casi insana. Se puede decir que es su modo de afrontar las cosas a diferencia de lo que ocurriría con otros que tuvieran su experiencia de vida.

Si pasamos a hablar de otro tema importante, ama la música, con tal intensidad que va más allá del simple aprecio. Aunque por fuera sea capaz de reírse de “siutiquerías” burguesas como pareciera ser la postura de otras personas. Es algo que hace vibrar su alma, de modo que es su principal manera de expresión sincera.

Otro gusto bien desarrollado, aunque puede ser considerado del orden de “lo práctico” es el comer. Aprecia comer bien, más que la mayoría de las personas, jamás dirá no a una invitación a cenar, a menos que se trate de alguien que llegue a despreciar completamente.

Por fin, si hablamos de algo mundano gusta de beber, de tal modo que no le importa pasarse de copas, aunque en estas ocasiones se vuelve extremadamente verborreico; otro de sus placeres caros y difíciles de mantener es fumar, se convirtió en una costumbre difícil de dejar y difícil de conseguir.
Disgustos
A individuo como Claude no es difícil que lo cuestionen y si bien es algo que por naturaleza no le es agradable hay temas mucho más profundos que afrontar.

No le gusta usar la música para ganar dinero, ni tampoco que le hagan notar esto, pero la realidad es de ese modo, necesita algún modo para vivir. Detesta la represiva ideología republicana y toda su institución, de tal modo que un voraz agujero negro atormenta el alma de este joven. Le desagradan las personas traicioneras, las borra de su mente aunque pareciera que las trata como a cualquiera, su confianza es algo frágil de conseguir.

Si hay algo que le saque de quicio es pasar hambre, es la primordial muestra de una profunda y oscura herida, de modo que el mal humor aflora como una filosa herramienta. Aborrece cuando tratan de robar su violin, es capaz de dar todo su dinero, dejar todas sus pertenencias abandonadas excepto ese instrumento. Detesta que traten de forzarlo a hacer algo que no desea, no admite que lo obliguen a nada, reaccionando a la defensiva o inclusive de manera agresiva.
Historia
No sé como comenzar a hablar de la vida de este muchacho, quizás desde el principio sería lo más apropiado, pero no es su nacimiento lo fundamental. Lo más importante es ver que Claude nació en una familia que se amaba profundamente, su padre, su madre y sus dos hermanos mayores lo recibieron con gozo sin importar la crudeza de la guerra que los rodeaba. Eran burgueses que agradecían el buen vivir que tenían, pero no permanecían ciegos frente a los acontecimientos que los rodeaba.

Su padre no era partidario de la guerra, pero no se detenía a callar su crítica al mal manejo del régimen frente a los acontecimientos. Dentro de los pocos recuerdos que tiene de su familia hay una escena en especial… su padre charlando con unos amigos suyos durante una cena. Aquellos hombres criticaban con pasión a Malkav, pero su padre calmado asentía antes de tomar la palabra, explicaba que tampoco los liberales eran la respuesta, pese al desacuerdo que expresaban esos otros individuos… para Rotterdam ninguno de los dos extremos servirían para que Polaris prosperara, sino para que se destruyera a sí misma. Había que buscar un tercer camino.

De ese modo de pequeño escuchó de las opiniones adultas, en un entorno seguro y confortable. Aunque eso lamentablemente llegó a su fin… Claude tenía tan solo nueve años cuando su casa fue bombardeada. Para su fortuna o mala suerte el pequeño se había despertado temprano y había salido a jugar al jardín cuando la explosión acabo con su mundo. No supo cuanto tiempo había estado inconsciente, solo recuerda haber despertado con un fuerte dolor de cabeza y un pitido en los oídos. La gente corría a su alrededor, lo atropellaba sin preocuparse por él, el fuego iluminaba todo en una fantasmagórica imagen que devoraba los restos derrumbados de su casa. El miedo lo invadió y corrió gritando por sus padres, por Jean o Louis, sus hermanos, pero nadie respondía. Recuerda haber lloriqueado pidiendo ayuda a la gente que pasaba, pero nadie contestó.

Fue en esos momentos que descubrió entre todos esos espectadores a uno de esos amigos de su padre, uno de aquellos hombres que hablaba contra el régimen y compartía las cenas en su casa. Le tomó de la manga de la chaqueta jalándolo con sus pequeñas manos para que lo ayudara a rescatar a su familia, pero allí vio un cambio en los ojos de ese hombre. Una expresión aberrante de miedo y odio se formó. Aquel hombre lo empujó lejos de si gritándole que no lo conocía, que toda esa familia debía estar muerta, que tenían lo que merecían por traidores. El mundo pareció caerse bajo sus pies, y peor cuando hubo un segundo bombardeo a unas manzanas y la gente comenzó a correr despavorida. En el tumulto se perdió entre las calles desconocidas y desorientado, lleno de miedo.

Se adentró en las calles del Somnium, en sus peligros y horrores. Fueron meses donde el pequeño tuvo que aprender a sobrevivir, entender y padecer los actos crueles de un entorno que no tenía compasión por el débil, pronto había perdido las esperanzas de encontrar a alguien. Las palabras de aquel individuo que había dicho le estremecieron, solo entendía que no tenía a nadie a quien recurrir. Por lo que escuchó en las calles entendió la crueldad de los políticos, que se dedicaba a eliminar familias completas al estar en desacuerdos con ellos. Estaba completamente solo, padeció la inclemencia del clima, el hambre, los golpes y cosas peores. Algunas personas en una situación similar a la suya intentaron ayudarlo, o eso parecía, hasta que lo abandonaban por ser un peso, una boca que alimentar o trataban de usarlo. Esas experiencias terminaron aplastándolo como a un insecto, hasta que perdió la voluntad de continuar luchando por sí mismo, el agotamiento y el hambre lo llevaron casi hasta desaparecer, recuerda haberse dejado ir.

Pero a pesar de recordar esa oscuridad, esta no se lo llevó. Despertó en un hospital improvisado para los rebeldes. Trataron de averiguar de él, pero ya no hablaba con nadie, solo recibía la comida que le daban y permanecía lo más lejos de las demás personas. Era casi como un animalillo herido, aunque a veces parecía salir a flote su humanidad cuando algo llamaba su atención y cantaba algún fragmento de una canción. Colaboraba con deberes básicos para que no lo expulsaran, era lo único que podía hacer. Fue allí donde meses después fue reconocido por un anciano que tenía algo familiar, a pesar de ello no se acercaba a más de un par de pasos. Aquel anciano era su abuelo paterno, que había ido a Somnium desde Alduin para buscar incansablemente a su familia luego del bombardeo, no encontró a nadie, solo al menor de sus nietos.

Allí partió una nueva etapa, pero no por ello más fácil. En esa casa en Alduin encontró fotografías de su familia, de su padre y ese anciano, pero ni eso logró sacar una palabra intencionada de esos labios infantiles. El pequeño se había encerrado lejos de todo, y justo antes de que la esperanza de que “volviera a la vida” la música hizo que su corazón palpitara de nuevo. Comenzó lentamente a tocar las teclas del piano que había en casa de su abuelo mientras comenzaba a recordaba como había empezado a aprender piano y violín con su madre, los momentos felices que en ese entonces había tenido y añoraba despertaron. Fue entonces cuando habló por primera vez en meses, tan fluidamente como si nunca hubiera tenido problemas, “¿te gusto?”.

Allí siguió creciendo con la música como principal aliada, conociendo a más personas que hablaban de revolución, de la general Malvar e igualdad, pero con la firme sensación de que era dejado de lado. La idea de que tomara un fusil y fuera como otros muchachos deseosos de matar, era rechazada. No era como si se sintiera ansioso por masacrar a otros seres humanos, pero de a poco creció el deseo de ayudar a promover el cambio en Polaris. Quedarse sin hacer nada era frustrante, pero con todo y eso, el mundo, parecía un poco más esperanzado.

Parece tranquilo, ¿o no? Pero la vida de Claude nunca se ha caracterizado por ser muy estable claramente, las cosas no podían seguir de ese modo. Teniendo trece años su abuelo enfermó gravemente, no era mucho lo que pudo hacer, por el amable anciano que había tenido tanta paciencia con su persona. Fue una pulmonía fulminante, en lo peor del invierno. Su cuerpo carecía la fuerza para luchar, lo vio apagarse lentamente como una vela. Sin dejarlo un solo instante interpretó su violín para darle algo reconfortante como ultimo recuerdo, hasta que partió. De ese modo terminó encontrándose solo en una casa que de pronto pareció enorme.

Pronto se encontró con el gran problema de los liberales. Al carecer de un orden luego de la caída de Malvar las personas traspasaban algunas ideas de sentido común. Claude tuvo que irse del que había sido su hogar antes de que algún grupo lo expulsara de allí, eso había pasado en otras casas y no quería padecerlo. Decidió vender su piano con algo de ayuda antes de tener que abandonarlo. No le importaba el dinero sino saber que lo cuidarían, pues era lo único que no se podría llevar, al menos su violín permanecería con él. Así comenzó una otra etapa, en esta ocasión a pesar de verse solo no era el mismo de antes. Por algún tiempo estuvo alojándose con los amigos de su abuelo… pero pronto descubrió que era mejor labrarse su propio camino y evitar ciertos problemas.

Durante estos años la música lo llevo por todo Alduin, conociendo la más tremenda variedad de personas y otros músicos. Su mente se amplió de un modo indefinido al tiempo que aprendía de otro tipo de melodías, así como también de otro tipo de instrumentos. Aprendió la pasión de la guitarra y la teatralidad del acordeón, la dulzura del clarín y la voluptuosidad del cello. Claro que no todo han sido alegrías, han habido momentos difíciles, desventuras, conflictos y problemas por los que se vio en la necesidad de luchar contra la situación con uñas y dientes. De este modo ha llegado a conocer, a convivir con mucha gente, pero sintiéndose cercano a extremadamente pocos.

Así se ha convertido en un nómade de ideas complejas, de grandes anhelos y pasiones dispares. Un ser que ha pasado por fuertes golpes, que mira a la vida creyendo que no le puede otorgar nada más duro de lo que ya padecido. Sigue buscando su manera de ayudar a la revolución, pero no ha encontrado su camino y se prepara porque intuye que los vientos de cambio lo volverán a afectar muy pronto.

IDEOLOGIAS Y EXTRAS
Existen dos principios que rigen la vida. Una de esas fuerzas es la que impulsa a que las cosas cambien, crezcan y envejezcan. Mientras que existe otra fuerza que reclama que todo permanezca en “statu quo”. Esas fuerzas siempre se encuentran en conflicto, peleando por predominar, así mismo como sucede en Polaris, donde un bando lucha por el cambio y otro por mantener todo como estaba. Pero si nos preguntamos qué es lo que cree Claude en realidad… pues él está convencido de que todo cambia, todo debe evolucionar para convertirse en algo mejor de lo que ya se es. Quien lucha contra el cambio solo esta aferrándose a su autodestrucción o en el mejor de los casos a la mediocridad.
Relaciones
~FAMILIA~
Todos fallecidos, ¿les sirve?

PAREJA
ninguna

AMIGOS
Muy pocos. Casi no recuerdo a ninguno de verdad

ENEMIGOS
quien sabe…

Conocidos
cualquiera que le guste mi música, la mayoría clientes del restaurante o el bar



avatar
Claude Rotterdam
Rojo:Liberales

Rojo:Liberales

PLÁSMIDOS :
Mostrar:

Plasm-ATK-10:
SACUDIDA
ATK 10
Plasm-ATK-10:
PIROQUINESIS
ATK 10

VALIJA :
Mostrar:
Daga-ATK-10:
Sierra
ATK:5
Daga de Hierro


Argones : 176
Salud : 65pts._
Constitución : 2pts._
Empleo : Personal de Servicio:Musico_
Archivo : Ficha de Personaje_

Masculino Post Hechos : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Claude Rotterdam

Mensaje por Jaden K. Lasser el Sáb Ene 19, 2013 2:57 pm


¡Enhorabuena!
Tu Ficha ha sido APROBADA
Ahora puedes proceder a hacer tus registros
avatar
Jaden K. Lasser
Boina:Liberales

Boina:Liberales

PLÁSMIDOS :
Mostrar:

Plasm-ATK-10:
SACUDIDA
ATK 10
Plasm-ATK-10:
PIROQUINESIS
ATK 10
Plasm-ATK-20:
EXPLOSIÓN
ATK 20

Plasm-ATK-20:
VUELO
ATK 20
Plasm-ATK-30:
PLASMA
ATK 30
Plasm-ATK-30:
PIROQUINESIS 2
ATK 30

Plasm-ATK-40:
PAPELEO
ATK 40
Plasm-ATK-40:
MIEDO
ATK 40
Plasm-ATK-50:
MUNDO EN LLAMAS
ATK 50

Plasm-ATK-50:
BONELESS
- ATK 50
Plasm-ATK-60:
TAQUICARDIA
ATK 60
Plasm-ATK-60:
VICISITUD
ATK 60

Argones : 764
Salud : 115pts._
Constitución : 25pts._
Archivo : Ficha de Personaje_

Masculino Post Hechos : 8

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.